Si tomamos un fragmanto de "LA DOCTRINA SECRETA DEL TAROT" por Paul F. Case, podemos entender el verdadero significado del Tarot y sus orígenes:

"(...) Juego y cartomancia, sin embargo, son solamente cáscaras que esconden la esencia del verdadero significado del Tarot. Lo que lo hace tan interesante y valioso a los ocultistas es el hecho de que es un libro escrito en el lenguaje del simbolismo numérico y pictórico. Enseña los principios de la sabiduría oculta, más antigua que la historia, que los sabios de cada generación han entregado a aquellos que venían detrás de ellos y que estaban debida y realmente preparados para recibirlos.
Esta doctrina fue enseñada en escuelas de los templos de India, Persia y Egipto; ha sido escenificada en los misterios de Grecia, en la misa católica romana, y en los rituales de la Masonería; es cubierta con un velo por innumerables alegorías sagradas y parábolas, ocultada en los credos, y oscurecida por los dogmas de teólogos, pero siempre será el espíritu viviente de la verdad detrás de la letra de la religión y la filosofía exotérica, independientemente de los cambios que se produzcan en su forma de presentación.

La versión particular dada en el Tarot es de origen judío, aunque algunos de los diseños reflejan la influencia de ideas cristianas. El conjunto está construido de acuerdo con un diseño derivado de la Kabbalah, y cada carta representa una proposición determinada de este antiguo sistema teosófico hebreo, cuya tradición se remonta hasta Abraham.
La baraja está dividida en dos grupos principales de cartas. La parte más grande comprende cincuenta y seis Claves, dispuestas en cuatro palos. En cada palo hay diez cartas, numeradas desde el as al diez, y cuatro cartas de corte que son: un Rey, una Reina, un Caballero y un Paje. Estos son los triunfos menores, o arcanos menores. Las otras claves, denominadas arcanos mayores, o triunfos mayores, constituyen una secuencia de veintidós pinturas emblemáticas, teniendo cada una su propio título especial, y están numeradas de cero a veintiuno. (...)"


Al tarot se lo concibe como un todo, como una totalidad. Una carta forma parte todo un mazo que cuenta una historia completa. La secuencia de cartas que tomamos es significativa, no es lo mismo que una carta se ubique a la izquierda que a la derecha ni que se nos presente en una posición invertida.

 

¿Cómo hacer una tirada de cartas?
Para hacer una tirada, ya sea para nosotros mismos o para otra presona, debemos respirar profundamente mientras nos relajamos en un espacio tranquilo. Podemos prender alguna velita y algún incienso, como ser coco, rosa, mirra o el que tengamos al alcance.  Siempre tener los pies apoyados en el suelo y nunca cruzar las piernas o las manos de manera que fluya la energía. De esta manera nos vamos a conectar con nuestra esencia o ser superior y estaremos preparados para recibir hermosos mensajes. Cuanto más lo ejercitemos, más crecerá nuestro poder. 

¿Cómo seleccionar una baraja de Tarot?

La selección de la baraja de Tarot con la cual trabajar es muy personal. Sin embargo, hay que tener en cuenta qué nos sugiere cada baraja y en lo que queremos trabajar.

Barajas que hemos manejado y recomendamos:

 

 

 

 

 

 

Una buena descripción de los distintos tipos de barajas de tarot la encontramos en: http://www.tarot.es/wiki-tarot/barajas-de-tarot/

 

¿Qué sucede cuando hay más de dos personas presentes en la tirada?

Cuando nos encontramos en un grupo de personas y hacemos una tirada para una de ellas, siempre tenemos que tener presente que la carta que salga nos influye a todos. Es decir, dicha carta con su significado nos corresponde a todos los presentes, por lo que es importante escuchar las devoluciones hacia todos los de la ronda. 

¿Las cartas predicen el futuro? ¿Tengo que temerle a alguna posible respuesta o a alguna carta? 

Una lectura de de Tarot no determina el futuro de alguien, no la utilizamos como un oráculo. La lectura permite descubrir un yo oculto y da las posiblidades para construir de la mejor manera el aquí y el ahora. En el presente es donde se encuentra el poder del hacer, y en ello deberíamos de enfocarnos. Al igual que otras herramientas, la lectura del Tarot es una terapia, y como tal siempre será para ayudarnos a evolucionar. Nunca nos va a aparecer una carta negativa, simplemente pueden advertirnos de alguna situación o persona. 

Incluso hay que tener en cuenta que las cartas que tienen una connotación "negativa" por un término asociado por nosotros como algo "malo", no lo son de tal manera. Por ejemplo, la carta "La Muerte" no significa que moriremos cuando nos aparece, sino que significa que se culmina una determinada etapa para comenzar otra.